Opinión


TODOS LOS VIERNES

Por: Argenis Ranuarez A.
Cronista del Municipio Capital Juan Germán Roscio y Fundador del CNP Guárico

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

EL 8

El pasado miércoles ocho, tuvimos la oportunidad de recordar a la educadora barinesa Olga de Bruguera. Fue en el Acto Central en la Escuela que lleva su nombre, en el sector Brisas del Valle de la Capital Guariqueña.

En la medida de nuestras posibilidades, dimos respuesta a la solicitud de la dirección del plantel, a cargo del joven, dinámico y entusiasta educador, profesor Víctor Ortega.

A la sesión solemne asistieron los Concejales: Ana María Mendoza, Leobaldo Nieves, Nilda Flores, Lelys Rondón y Adixon García. Ceremonia sencilla, muy emotiva, los profesores y los alumnos participaron con su muy respetuosa atención.

Recordamos a una ejemplar mujer, que fue maestra en todas partes y a toda hora. Clamamos por muchas Olga de Bruguera en el seno del actual magisterio, con la virtud cardinal de la honestidad bien cultivada.

EL MISMO DIA

Ese miércoles ocho, culminada nuestra intervención, volamos -sentido figurado, a esta edad, de prisa, pero sin carreras— a “El Topito”, casita de la familia Zapata- Caravallo, donde el padre Orlando Martínez ofició la tradicional Misa de Acción de Gracias y de Eterno descanso del alma de  familiares, amigos y vecinos de El Castrero, el Samán y Picachito.

Doña Mercedes de Zapata, Don Alfredo, y sus hijos: El Negro, Rosa, Cesar y Yolián, todo atenciones para un centenar de personas de ese sector que fueron a la celebración religiosa, en la cual fue primocomulgante el niño José Manuel Campos, hijo de María, Nieto del recordado Bonifacio (+) y de Juana Borrego, presente en el Acto, nacidos y criados en el llamado “Plan de las Vacas”, cuyo nombre cartográfico es “El Plan de la Peña”. Muchos, muchos niños en el encuentro. La montaña se vistió de fiesta sana con gente sencilla que sigue con su fe, una tradición  de vieja Data-más de 150 años-, como es la celebración del Día de San Rafael el 24 de octubre, en la Hacienda Picachito, cúspide del Cerro Platillón, y esa Misa de “El Topito”, en honor a la Inmaculada.

HOY

Para Hoy, viernes 10 de Diciembre, fue diferida la audiencia en la cual el Ministerio Público –léase el Diligente Ministerio Público Guariqueño,— imputará al presente homicida de nuestro nieto  Luis José Gallosa Ranuárez, identificado el aprehendido como Diego Armando Matute Esqueda, apodado “El Boca ‘e Tobo”. Con la esperanza de ver cumplida la justicia, allí estaremos sin odio en el alma, viendo para creer.

LUIS JOSÉ

La victima de cuatro disparos, recibidos en la espalda, el domingo 8 de agosto, en la calle “La Amistad”  del barrio 1° de mayo, a las ocho de la mañana, era hijo de nuestra hija María Eugenia, maestra como  nosotros.

Luis se llamaba, lo criamos con mucho amor en nuestra casita, y nos daba mil alegrías cada día, con su manera de ser: espontáneo, generoso, abierto, servicial, solidario y ocurrente.

Luis José, llamado Picu por sus amigos,  y negro-negro por nosotros, fue un atleta consumado. Practicó coleo, béisbol, futbol, basket y pesas. Quince años apenas tenía cuando su nombre pasó a la lista de las victimas de la insufrible violencia que deja dolor profundo por siempre.

El miércoles en la tarde, nos encontramos en la misa de difuntos, en la SIP de Juan el Bautista, con familiares, vecinos, amigos y compañeros de estudio de Luis, los muchachos de Humanidades del Liceo Juan Germán Roscio, quienes preparan la graduación  que debía ser la de nuestro hijo, están muy cerca de nuestro corazón.

Ese día, pedimos a Dios una vez más, que el cómplice de Matute, apodado “El Morocho”, caiga en manos de la policía científica y reciba también el castigo de un crimen que nos dejó como escuela sin alumnos. Y sin maestros.

TREINTA Y SEIS AÑOS

Hoy, diez de diciembre se cumplen treinta y seis años de la desaparición física de nuestro padre, Israel Ranuárez Balza, campesino de Zaraza, nacido también en diciembre –el 12 del año 22—, hecho médico de pobres, a fuerza de esfuerzo, en 1949; UCV,  título entregado por su paisano Guariqueño, Doctor Julio de Armas, Rector.

Ranuárez vivió con entrega total al servicio público, fue médico rural en Cantagallo, de obreros en campamento Vallecito, del MOP, cerca de El Sombrero. Fue médico de presos 24 años –en la otrora PGV, la de antes— médico de maestros en el IPASME, de obreros del INOS y creó el Servicio de Anestesiología en el viejo Hospital Guárico.

Sencillo, sobrio, buen sentido del humor, muy familiar, permanentemente dispuesto para cumplir el compromiso consigo mismo, el juramente hecho ante Dios, ambos su norte, su plan de vida.

Ranuárez fue un maestro. Toda su experiencia vivencial, todo el conocimiento que adquirió como médico cirujano, anestesiólogo y psicopatólogo, la entregó a cuantos de él quisieron recibirla.

Israel entregó todo sin reservas. “No esperes que te paguen, ni bien ni mal, entrégate sin reservas y saca la recompensa de tu alegría, saca felicidad de tu entrega”. Así me decía en nuestros largos y accidentados viajes a Tiznados, en un Willis de los 40, batiendo barro en invierno, tragando polvo en  verano, camino a “Los bueyes”, donde  lo esperaba “Calabozo”, su toro mestizo y sus gallinas. A nos, nos esperaba “Rubito” un criollo Alazán de buena rienda, y Laika, una perrita pintada que hablaba con los ojos.

Ranuárez recibió homenajes en vida, muchos. Su nombre aparece en la historia de la Universidad –léase UNERG-, como el Presidente Municipal que entregó a C.A. Pérez; candidato presidencial de AD; el pedimento clamoroso de Hospital moderno y universidad para San Juan. El Hospital de la Ciudad de los Morros, inaugurado 12 años después de su muerte, con el nombre de Israel, se apresta a la I  Promoción de Post-grado en anestesiología. Nos produce una inmensa alegría, por Ranuárez que sonó mil veces con muchos médicos, con un Hospital Docente y con una población sana.

A 36 años de la partida de nuestro amigo, maestro y padre, reiteramos el compromiso. Todos los actos de nuestra vida para servir, resistiendo la tentación de hacer cuanto pueda manchar su nombre, u ofender su memoria. Aunque ganas no falten de abofetear a algún estúpido, a los que Ranuárez supo tolerar mejor que nosotros.

NUMA GUZMÁN

Noviembre, hace diez, se fue Numa Guzmán, vallepascuense, atleta, revolucionario de verdad, ejemplo de irreductible dignidad y vergüenza revolucionarias.

Sus cenizas fueron lanzadas al Río El Castrero –Cerro Pelón-, y en una piedra de su especial afecto, fue colocada placa recordatoria.

Allí, infaltables a la cita en su honor, su hermano Pedro Gimón, sus amigos Raúl Jiménez y Leonardo Alvarado, brindis en honor al inolvidable militante, nuestro contemporáneo, amigo y condiscípulo.

SONIA

Abogada, Juez, nacida en San Juan de los Morros, en la calle Cedeño, hija de Juan Arias, y de su esposa, Doña   Santina Palacio de Arias, macaireños.

Sonia, con mérito propio, fue electa magistrada suplente al tribunal supremo, sala social.

¡Tamaña Alegría!, ¡tremenda emoción! Conocemos sus virtudes, principios, principios ante todo.

 

Acerca de cnpguarico
¡Unidos hacemos la diferencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: